El triatlón vuelve a la Comunidad Valenciana de la mano de Infinitri Sports

El deporte del triatlón ni siquiera pudo comenzar su temporada este 2020 a causa de la pandemia de Covid-19 que asola el planeta. Además, se trata de un deporte que carece de forma sin la competición, ya que se pueden practicar los tres deportes por separado, pero sólo entendemos el triatlón con un dorsal en la cintura. Sin embargo, gracias aun estudiado plan de medidas preventivas y al rediseño de cada uno de los protocolos de actuación del Infinitri Sprint Triathlon Vila-real, la sexta edición de esta prueba ha podido llevarse a cabo en la localidad castellonense en la fecha prevista, ayer domingo 26 de julio.

La organización ya limitó la participación a tan sólo 200 triatletas para garantizar el cumplimento de todas las medidas propuestas, que comenzaban con un estricto procedimiento de recogida de  dorsales y control de material con mascarilla obligatoria hasta 10 segundos antes de tomar la salida. El formato de la misma se realizó en Rolling Start, saliendo sólo dos participantes cada 4 segundos y garantizando así una distancia de seguridad entre ellos, realizando así la prueba en modo contrarreloj. Al segmento de natación de 750 metros le seguían los 20 kilómetros de ciclismo disputados en formato No-drafting (sin rebufo), que obligaba a cada triatleta a dejar 10 metros de separación con el siguiente.

El paraje natural de El Termet aguardaba para completar los 5 kilómetros finales de carrera a pie, con un circuito modificado con dos carriles separados y con avituallamiento autoservicio en botellas cerradas, para evitar cualquier tipo de contacto. Al cruzar la meta les esperaba de nuevo la mascarilla obligatoria y la desinfección de manos, antes de poder pasar la zona post meta, que sustituye su habitual formato buffet, por una bolsa picnic con toda la bebida y comida en formato individual y envasado. Para recuperarse del esfuerzo, en este pack nutricional, los triatletas han podido disfrutar de las barritas y geles energéticos de Finisher, salud y nutrición deportiva. Para finalizar, la entrega de premios se realizó con el podium respetando la distancia de seguridad y los trofeos recogidos individualmente por cada uno de los participantes.

El ganador de la prueba ha sido el top nacional Francisco Fernández-Cortes, único participante en bajar de la hora con 59:40”, seguido de Alex Vanaclocha y Quico Rueda. En féminas, la ganadora ha sido María Rubio con 1:12:06, seguida de Ana Peirats y Neus Lluch.

El Infinitri Sprint Triathlon Vila-real no hubiese podido llevarse a cabo sin el apoyo del Ayuntamiento de la localidad, volcado con la reactivación del deporte incluido en su plan de desescalada #JuntsRenaixerem. Tanto Javier Serralvo, Concejal de Deportes, como Jose Ramón Cantavella, Jefe del Servicio Municipal de Deportes, han destacado la fluidez con la que ha transcurrido la prueba a pesar de las medidas preventivas y han agradecido a los participantes la comprensión y el respeto por una prueba que tenía por objetivo devolver la esperanza, no sólo al triatlón, si no al deporte de competición en general. La Diputació de Castelló también ha impulsado este primer triatlón de la provincia, reforzando su lema de Castellón, Escenario Deportivo. La realización de la primera prueba del circuito Infinitri Sports, abre la puerta a la realización del Half & Olympic+ Almassora el 20 de septiembre, el InfinitriMan los días 1, 2 y 3 de octubre, para cerrar la temporada en Peñíscola el 18 de octubre, prueba que tuvo que verse a aplazada el 26 de abril y que cuenta con el apoyo de la Fundación Trinidad Alfonso.